CLAVES PARA CONSTRUIR UNA “MARCA PERSONAL” EN EL DEPORTE DEL MOTOR

Patrocinio Deportivo

El término “marca personal” adquiere  cada día un mayor protagonismo. Básicamente, se trata de aplicar fundamentos y herramientas de marketing para gestionar la reputación profesional y la imagen pública de un individuo con el objetivo de maximizar y rentabilizar su “valor” en el mercado. Esto, por supuesto, tiene aplicación práctica sobre el mundo del motor y sobre sus deportistas.

«La marca personal es lo que dicen de ti cuando no estás en la sala.»

Jeff Bezzos

Si eres un deportista, tal vez te estarás preguntando ¿para qué necesito yo construir mi marca personal? Si yo, lo único que quiero es conseguir un patrocinador para mi programa deportivo. ¿Qué voy a conseguir con mi marca personal? La respuesta es sencilla: al igual que tú, decenas de compañeros deportistas y organizadores de eventos están buscando patrocinadores. Todos persiguen el mismo objetivo. No solo tienes que ser estar preparado para las competiciones deportivas, también tienes que competir en el campo de la “marca personal”

Imagínate esta situación: el despacho del gerente de marketing de una gran empresa. Sobre su mesa, tu propuesta de patrocinio junto una docena de proyectos similares. El gerente empieza a revisarlos. ¿Sabes qué criterio utilizará para elegir el que más conviene a su empresa? Seguramente, elegirá el proyecto que:

  • Sea diferencial, con personalidad propia
  • Con capacidad para generar contenidos
  • Con capacidad para ofrecer resonancia mediática
  • Con capacidad para generar negocio al patrocinador

En definitiva, el gerente de marketing no tendrá dudas. Seleccionará el proyecto que esté respaldado por una marca personal potente, sólida y bien construida.

Construyendo la marca personal

 Una marca personal se construye sobre la unión de dos pilares: la personalidad del individuo: valores, carácter, actitudes, preferencias, y sus capacidades y habilidades; aquello en lo que destaca  porque tiene talento y experiencia.

Cualquier deportista con una mínima proyección social o mediática cuenta con los mimbres básicos para construir una  potente marca personal. Su imagen pública, lo que dicen de él o ella Google, sus amigos, o los medios informativos; todo eso conforma la base de su marca. Construir una marca personal consiste transformar y optimizar todos estos recursos en una marca poderosa, una marca con capacidad para destacar en la mesa de despacho de cualquier gerente de marketing con el objeto de ser  el elegido.

¿Cuántos deportistas compiten en tu categoría? ¿Cuántos tienen un palmarés similar al tuyo? Tal vez eres el director de un club deportivo o de una organización. Las preguntas van en la misma dirección ¿Cuántos clubes hay en tu región? ¿Cuántos organizadores de eventos existen en tu provincia? La pregunta definitiva es la siguiente: ¿qué tiene tu marca que la hace diferente del resto? Piensa que tu objetivo final es conseguir patrocinadores para tu proyecto deportivo. Tu propuesta estará, junto a otras muchas, en las mesas de los gerentes de marketing. Tienes muchos competidores y necesitas destacar sobre el resto y para destacar, debes presentar algo diferente, genuino. Algo que aporte valor diferencial. Recuerda  que un patrocinador no necesita poner su logotipo sobre tu vestimenta o sobre la carrocería de tu vehículo. Necesita mucho más que eso.

Te recomiendo la lectura del libro “Cómo conseguir patrocinador para tu programa deportivo”. Más que un libro, es un manual que contiene estrategias, ideas y propuestas para construir una potente marca personal para afrontar con éxito la tarea de conseguir patrocinador para un proyecto deportivo.

 

compartir

Otros artículos

Suscríbete a la newsletter

Hola. Soy José Manuel Rivero. Te invito a que te suscribas a mi newsletter semanal. Cada domingo recibirás en tu buzón información relevante sobre el Patrocinio Deportivo.